Comisión Europea crea la nueva Directiva de Servicios de Pago, conocida como la PSD2

PSD2 plantea nuevos escenarios de seguridad para garantizar la confianza del consumidor

A partir del 2019 entrará en vigor la nueva Directiva de Servicios de pago (European Payment Services Directive 2), mejor conocida como PSD2 en sustitución de la actual PSD. La misma es una directiva creada por la Comisión Europea con la intención de que esta se encargue de aumentar la competencia, innovación y proteger al consumidor en el mercado bancario europeo.

Desde hace algún tiempo se ha visto como han surgido nuevas normativas, decretos y legislaciones con el propósito de regular el uso de datos en internet, proteger cada día más al usuario y hacer responsable a las empresas del manejo de datos de sus usuarios, imponiendo consecuencias cuando no se acaten las normas. Pues, con esa misma premisa nace PSD2 que será responsable de la seguridad bancaria.

Esta nueva directiva implementará dos o más métodos de autenticación para completar pagos efectuados con tarjetas o vía online cuando estos sean mayores a 150 euros o luego de cada cuatro transacciones. En estos métodos de autenticación, los usuarios tendrán que proporcionar una contraseña tradicional (PIN de cuatro dígitos), algo que solo el cliente pueda tener como tarjeta o teléfono móvil. Y por último, “algo que sea del cliente”, probablemente la implementación de un sistema de huella dactilar o de reconocimiento facial. Para los compradores en línea, se considera que se impondrán dos elementos de autenticación para la realización del pago.

La nueva exigencia implicará cambios organizacionales de carácter tecnológico como transformación interna en las entidades financieras. Estas medidas pueden ser beneficiosas para algunas, pero problemáticas para otros, ya que las grandes empresas no tendrán problema con las nuevas medidas a implementar, pero para las pequeñas que no sean tan ricas financieramente, será un poco más complicado.

Esta legislación es bienvenida y necesaria, ya que incrementará la ciberseguridad protegiendo al consumidor final en transacciones online y lo protegerá de altas comisiones en las plataformas de pago. Asimismo, tiene como objetivo la creación de un marco bancario único europeo que cubra todas las operaciones y transacciones bancarias, con especial foco en las plataformas de pagos digitales; lo que fomentará la competitividad en la industria bancaria europea.

Con todos los nuevos objetivos de la PSD2 la industria bancaria europea se prepara para hacer grandes avances. Entre los cambios que presentará es que tendrán que colaborar con empresas tecnológicas para hacer frente a este reto y una de estas tecnologías que facilitará el procedimiento es la basada en blockchain.

¿Por qué la tecnología blockchain?

Según el blog tecnológico I’mnovation Hub “blockchain es una tecnología que permite la transferencia de datos digitales con una codificación muy sofisticada y de una manera completamente segura”. Esta cumple con los requisitos exigidos por la Unión Europea, lo que quiere decir que podrá ser una solución para los minoristas sobre la velocidad de pago, seguridad y convivencia para el cliente.

Este tipo de pagos son seguros y privados, con este se les garantiza a los clientes que no tendrán que compartir sus datos, por lo tanto, los usuarios podrán tener un control de sus pagos a diferencia del sistema de pago actual. Sin embargo, a pesar de que esta sea una opción viable para la aplicación de la nueva legislación de la PSD2, está de igual forma será costosa y complicada de implementar, tanto para los cliente como para los minoristas.

Escrito por Isadora Villamizar

Periodista y fotógrafa venezolana, actualmente dedicada a escribir sobre nuevas tecnologías. Directora de medios de la Fundación Tierra Blanca y escritora en mis ratos libres.